Invertir los ahorros en tu nuevo hogar

hazmeprecio.com

Cuando decidí emanciparme de casa de mis padres, intenté ser positiva y me propuse salir adelante de los problemas que me pudieran surgir sin tener que pedir ayuda a nadie. Con los ahorros de toda la vida laboral, que han sido doce años, he decidido comprarme un piso en una de las mejores zonas de Madrid, por lo que sé que no va a ser barato. Pero buenos, para esto llevo ahorrando tantos años, para poder conseguir mis propósitos.

Una vez que he encontrado el piso y me ha convencido toca saber si lo tengo que reformar, y efectivamente hay algunas cosa que detesto de ese piso, como que para entrar a la habitación de invitados tengas que atravesar lo que será el dormitorio principal, por lo que sin más demora voy a pedir precio reforma integral piso por internet, creo que va a ser fácil encontrar alguna empresa de reformas que me solucione ese problema, es lo que tiene comprar pisos de los años cincuenta, que la distribución de las estancias no es la más adecuada, antes lo hacían así porque tenían a los niños durmiendo casi a pie de sus camas, ahora los padres son independientes de los niños y para ello disponemos de habitaciones separadas por algo más que por una puerta.

La solución es sencilla solo habría que tapiar la puerta que comunica las dos habitaciones y sacarla al pasillo que da al salón, así las estancias se quedan individualizadas sin necesidad de grandes obras. Ya puestos quisiera cambiar la distribución de la cocina y poner una isleta central con el fogón y el extractor en el centro de la cocina, como las cocinas que se ven en las grandes casas de las películas americanas.  Y puestos también quitaría los azulejos del baño y lo cambiaria por unos más modernos y menos coloridos, adjuntando a este espacio un plato de ducha de los enormes y un mueble con dos lavabos.

Y eso es todo porque quiero mantener el aire vintage que le dan las ventanas de madera y las puertas de nogal talladas con filigranas, esto le da un aire muy especial a la casa que junto a las vigas vistas de madera que hay en el techo del salón sin duda lo hacen uno de los salones más bonitos que he visto nunca, aun sin amueblar ya me parece maravilloso.

Se han cerrado los comentarios